JAMONES

La importancia del cerdo como valor económico ha permanecido a lo largo de los siglos, llegando incluso a ilustrar monedas durante la época del emperador romano Augusto o servir como medio de pago a las tropas romanas.

De entre todas las piezas de este animal, el jamón ha sido siempre una de las más apreciadas. Su conservación mediante salazón se remonta al siglo II A.C cuando en el imperio romano se denominaba “cecina de cerdo”. El jamón serrano, se encuentra por tanto  ampliamente arraigado  en la Dieta Mediterránea y más recientemente hemos podido constatar sus excelentes cualidades nutritivas y saludables.

La provincia de Almería, y más concretamente sus zonas de montaña, ofrecen las condiciones climáticas idóneas para la elaboración y secado de jamones y embutidos. El Alto Almanzora, que ha sido testigo del cruce de civilizaciones, la comarca de Los Vélez, cuna del Indalo, y la Alpujarra Almeriense, que cuenta con una rica herencia musulmana, son tres núcleos donde la producción de jamones y embutidos son exponentes de máxima calidad.

Esta destacada producción cárnica genera unos 50 millones de euros, poniendo de manifiesto la importancia de Almería en el sector porcino, ya que aporta el 15% del censo y más del 22% de la Producción de la Rama Agraria de este subsector en Andalucía.

 

PRODUCTORES DE SABORES ALMERÍA